Decorando una habitación anti estrés

Es increíble descubrir que pasamos un promedio de 24 años durmiendo a lo largo de toda nuestra vida, ¿verdad?. Es por ello que debéis tener muy en cuenta cómo y con que armar vuestro cuarto de descanso. La decoración siempre resulto un gusto estético pero está comprobado que favorece, o no, el buen descanso, lo cual pasa a ser un tema importante para nuestra buena salud.

Para empezar debéis tomar las medidas del espacio que vais a utilizar a conciencia, de esta manera se aseguraréis de que nada falle y el ingresar los muebles no se convierta en una pesadilla que os genere altos niveles de estrés.

En base a esto, lo primero a elegir es la bendita y amada cama. Mueble centrar y con mayor importancia en el dormitorio. Como ya sabéis las dimensiones del cuarto, elegidla del mayor tamaño que este se los permita, sobre todo si dormís acompañados, es importante poder relajaros y estiraros a gusto a la hora de un buen descanso y sin espacio, no sucede.

El colchón es otro elemento al que prestarle mucha atención y dedicarle buena parte de vuestro presupuesto. No olvidéis que de él depende la comodidad de la espalda, algo muy importante para evitar más de un dolor físico.

Es ideal ir a las tiendas especializadas y probarlos, la espalda debe quedar recta pero el cuerpo debe amoldarse de manera natural. Por eso lo ideal es probarlos, ya que cada cuerpo es diferente y por ende su necesidad.

Teniendo esto listo, entramos en los detalles. Lo ideal es que dejéis espacio entre la cama y las paredes que la rodean para poder poner una mesilla de noche de cada lado, lo cual no solo proporciona espacio de guardado y apoyo para vuestras cosas sino también un lugar a donde poner iluminación puntual.

Otra cosa a la que debéis prestar especial atención es a la ropa de cama. Debe ser cómoda a fin de lograr un buen descanso. Elegir géneros 100% de algodón es lo ideal, no solo por su suavidad y su frescura sino porque así evitamos las desagradables bolillas que se generan con los lavados. Siempre es preferible elegir colores claros que invitan a la relajación.

Después los toques que queráis darle dependen de sus gustos pero siempre debéis tomar en cuenta que los tonos tierra, claros o pasteles son los ideales para este tipo de habitaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies