Bienestar mental: Los beneficios de tener una mascota

Muchas personas en todo el mundo disfrutan de tener mascotas en su casa. Desde animales comunes como perros y gatos, hasta algunos más exóticos como serpientes e insectos, cada quien tiene sus gustos a la hora de escoger a su compañero. Lo que seguro no sabes es que, además de sus beneficios evidentes, tener una mascota le aporta bienestar mental a sus dueños.

De hecho, está comprobado por expertos que las personas que tienen animales en casa viven más tranquilas, con menos síntomas de depresión y reducen drásticamente su nivel de estrés y ansiedad. 

Aquí te presentaremos dos áreas de vuestro bienestar mental en las que tener una mascota favorece muchísimo:

Ofrecen apoyo social

Al tener un vínculo social estable con un animal, las personas se sienten dispuestas a la interacción con otras personas. Esto quiere decir que en muchas oportunidades relacionarse con animales hace a las personas más capaces de establecer amistades. 

Además, se encuentran dispuestos a vínculos sociales más profundos con otros seres humanos basados en una confianza similar a la que se sostiene al tener una mascota. Dicho vínculo social con otras personas es algo vital para el bienestar mental del ser humano ya que reduce dos de las razones más comunes de la depresión: la sensación de soledad y el aislamiento social.

Y esto no sólo aplica con los adultos, estudios han comprobado que los niños que crecen con mascotas son más capaces de construir relaciones sociales que aquellos que no tienen ese tipo de contacto. De hecho, la compañía de un animal estimula de manera natural en cada persona la comunicación y el contacto físico necesarios para cualquier relación social. 

Minimizan el estrés y aumentan la felicidad

Las personas que tienen mascotas tienden a ser creativas y ocurrentes con sus animales, por lo que tienden a ser más felices. 

Esto se ha visto reflejado en estudios importantes como el de la Universidad Commonwealth de Virginia que hace unos años midió las ondas cerebrales de un grupo de personas antes y después de permitirles un breve momento de contacto con sus mascotas. El hallazgo fue que las ondas reflejaron una disminución del estrés y una tranquilidad generalizada en las personas al tener contacto con sus compañeros.

En este sentido, también se logró comprobar que los dueños tienen cierta liberación de oxitocinas, serotonina y dopamina, que son las que generan la sensación de felicidad. Todo ello al acariciar o poder interactuar de cualquier forma con sus mascotas. 

Por esta razón, en los que tienen amigos animales en casa se reducen drásticamente los síntomas de depresión y se mejora considerablemente el bienestar mental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies