Beneficios de la Arcilla para la piel

La arcilla es una mezcla de minerales acopiados, gracias a la erosión de algunas rocas ya hace mucho tiempo atrás. Está compuesta por silicatos en láminas, esto hace que tengan una capacidad sorprendente para absorber. Si la aplicamos de forma externa, la arcilla ayuda incorporando minerales tales como el hierro, el magnesio, la sílice, el calcio, el sodio y el potasio.

A pesar que la composición de los distintos tipos de arcilla es muy similar, se la puede encontrar de diversos colores, esto se debe a la presencia de una mayor cantidad de cierto mineral.

Este material tiene atractivas propiedades, la más destacada es que ayuda con la circulación de la sangre y en consecuencia ayuda con la revitalización de tejidos y órganos.

El barro descongestiona y libera de toxinas, incorpora a las células energía eléctrica, magnética y solar, con esto establecemos que el barro hace circular la materia dañina del organismo, para luego eliminarla. Otra característica es que interrumpe los cultivos de microbios, también rejuvenece, repone las glándulas atrofiadas logrando embellecer y fortalecer nuestro cuerpo.

Podremos disfrutar de las propiedades que nos brinda la arcilla utilizándola como tratamiento natural, preparando mascarillas, peelings, bases anticelulíticas, ungüentos para dolores musculares o para renovar heridas y quemaduras.

La arcilla es tan terapéutica aplicada en la piel, que los animales, cuando tienen una herida, corren instintivamente a llenarse el cuerpo de barro para calmar y regenerar sus heridas.

Las mascarillas corporales a base de arcilla son utilizadas para revitalizar el sistema endocrino, además estimular la piel. Al ser energética y antiséptica, limpia la piel e impide la proliferación de bacterias, hongos y virus que afectan nuestra salud.

Regenera los tejidos

Gracias al contenido de minerales, la arcilla contribuye a las defensas naturales de la piel, proporciona a las células algunos nutrientes esenciales para cicatrizar los tejidos dañados, favoreciendo así su reproducción y regeneración.

Definitivamente, junto con los aceites vegetales y esenciales, la arcilla es uno de los elementos principales a la hora de proporcionar salud y reparar los daños de nuestra piel, además de aportar energía vital a nuestro organismo.

Propiedades antisépticas

Una de las características más importantes de la arcilla, es que tiene una gran capacidad para absorber todo tipo de sustancias y toxinas, es decir, ejerce un gran poder desinfectante y antiséptico arrastrando todo tipo de impurezas de la piel al exterior.

Estimula el sistema inmunológico

La arcilla es una sustancia rica en minerales que nutren la piel, a través de ella, penetran en el torrente sanguíneo proporcionando micronutrientes esenciales para las funciones biológicas del organismo.

La arcilla es un gran revitalizador de la piel y de las células proporcionando elementos que estimulan sus defensas naturales contribuyendo así a reforzar el sistema inmunológico.

Estimula el sistema circulatorio y linfático

La arcilla, en especial la blanca y la verde, tiene una capacidad asombrosa para proporcionar frío y con ello estimular la circulación, así como también para depurar el sistema linfático, reduciendo la retención de líquidos y la congestión en caso de celulitis y varices.

Calmante y antiinflamatoria

Ejerce un efecto calmante instantáneo. Incluso en las pieles más sensibles, que presentan dermatitis, inflamación o afecciones de la piel y los músculos, la arcilla calma, reduce el dolor, así como también la inflamación.

Tratamiento antiacné y piel grasa

Para este tipo de tratamiento, te recomiendo utilizar la arcilla verde. Puedes usarla de distintas formas, aunque conviene que la mezcles con otros ingredientes cuyas cualidades potencien el tratamiento.

Tratamiento para la dermatitis

La arcilla es uno de los tratamientos naturales que mejor funciona en el caso de la dermatitis o afecciones de la piel. Elaborar mascarillas a base de arcilla va a reducir considerablemente el dolor y la inflamación. Otra posibilidad muy efectiva es elaborar tu propia crema natural con arcilla.

Con estos excelentes beneficios que aporta la arcilla, es un tratamiento natural recomendado ampliamente para el cuidado de tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies